¿Cuándo ir a Bután?

Una de las preguntas más frecuentes entre los viajeros es en relación a las mejores fechas para ir a Bután. Pues bien, lo cierto es que Bután tiene una estación para cada gusto. El país se prolonga a través de todas las zonas climáticas: desde las junglas subtropicales en el sur, hasta las moderadas alturas de 2.000-2.500 metros en la región central y el ascenso al mundo helado de los imponentes Himalayas y los glaciares del norte. Os presentamos una breve descripción de cada una de las estaciones y algunas ideas sobre que actividades se pueden realizar durante las mismas (las referencias a las temperaturas son para las zonas mas visitadas del país).

Las estaciones en Bután

Jacarandas en Punakha

Jacarandas en Punakha (foto: TCB)

Primavera en Bután (de marzo a mayo) – En la primavera las temperaturas son suaves (normalmente las temperaturas durante el día no sobrepasan los 22 grados) y los días son claros. Estos meses son perfectos para la observación de aves, o asistir a uno de los muchos festivales a lo largo del país. Los rododendros y la visión del Punakha Dzong con las flores púrpuras de las jacarandas son simplemente impresionantes!

Amapola azul

Amapola azul (foto: TCB)

Verano en Bután (de junio a agosto) – El verano llena el país y con el se produce una explosión de colores en la flora y la fauna. Los días son cálidos y mayoritariamente soleados. Las temperaturas no suelen pasar por encima de 28 grados en el norte del país y es frecuente que llueva por las noches. En esta temporada se puede visitar el Festival de Verano de Haa, o explorar el Valle de Ura para una combinación de danzas tradicionales y comida durante el festival del Matshutake, una preciada seta que crece en este valle. Esta es también la única estación en la que se puede encontrar la flor nacional, la amapola azul.

Trekking a los pies del pico Jomolhari

Trekking en Bután (foto: TCB)

Otoño en Bután (de septiembre a noviembre) – Con temperaturas cálidas y cielos despejados, esta es la mejor temporada para practicar el senderismo. Retroceda en el tiempo visitando aldeas remotas en Merak-Sakteng o sea testigo de antiguos rituales y danzas en Bumthang. Hacer rafting en Punakha puede agregar un divertido día de aventura a su estancia. El desafiante Tour del Dragón es una carrera sólo para los más valientes ciclistas.

Grualla cuellinegra en el valle de Phobjika

Grulla cuellinegra (foto: TCB)

Invierno en Bután (de diciembre a febrero) – Con cielos del azul más intenso, la temperatura durante el día es normalmente suave (unos 15 grados), aunque las noches pueden ser frías en el norte del país. Esta temporada es perfecta para visitar el cálido e inexplorado Parque Nacional Royal Manas en el sur y tratar de observar su increíble vida silvestre que incluye elefantes y tigres. Las grullas cuellinegras, en peligro de extinción, también pasan los meses de invierno en el Valle Phobjikha para el deleite de los visitantes y lugareños por igual. Los festivales de Dochula y Punakha proporcionan ocasiones únicas de conocer a los habitantes de la región e incluso a la Familia Real. Tomar un baño tradicional hecho a base de rocas calentadas al fuego o disfrutar de un masaje en el spa del hotel pueden ser la manera perfecta de concluir un día de turismo.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>