Top 5 atracciones y experiencias en el oeste de Bután

Top 5 atracciones y experiencias en el oeste de Bután

Estas son, según nosotros, las 5 atracciones y experiencias más importantes del oeste de Bután que ningún visitante debería olvidarse.

1. Thimphu

Las yuxtaposiciones resultantes de ‘lo viejo’ o tradicional y ‘lo nuevo’ o moderno son una parte esencial del encanto de la capital de Bután. Monjes de túnica carmesí, obreros indios, ministros del gobierno y otros funcionarios públicos vestidos con ghos y kiras y algún que otro turista, todos comparten las aceras en una ciudad en la que al parecer nadie está en un apuro. Thimphu es lo más cercano en Bután a una urbe, pero nunca se siente más que un agradable pueblo de gran tamaño. Thimphu deleita, con sus museos y monumentos, incluido el Trashichhoedzong, que celebra su popular tsechu en otoño, el mercado de frutas y verduras, el museo textil, el centro de artes tradicionales entre otras atracciones. Para el visitante Thimphu ofrece la mejor oportunidad de romper brevemente con el itinerario del viaje. Encontrar un equilibrio entre los monasterios y museos – lo viejo y lo nuevo – es la clave para obtener el máximo provecho de esta ciudad fascinante.

Valle de Thimphu (Bután/Bhutan)

Valle de Thimphu en verano (Bután/Bhutan)

2. Taktshang o Nido del Tigre

El monasterio más famoso de Bután, el Nido del Tigre es además uno de los lugares sagrados más venerados del país. La leyenda dice que el Gurú Rinpoche voló hasta este impresionante precipicio montado sobre una tigresa para someter a un demonio local; después, meditó aquí por tres meses. Este bellísimo edificio se aferra al acantilado por encima de un bosque de susurrantes pinos. La empinada caminata hasta el monasterio bien vale la pena, proporcionando prometedoras vistas del monasterio y del valle de Paro.

Taktsang o Nido del Tigre

Taktsang o Nido del Tigre

3. Dzong de Punakha

Magníficamente situado donde convergen dos ríos, el dzong de Punakha hace las delicias de los visitantes buscando una foto perfecta. Construido por el Zhabdrung en 1637, Punakha Dzong es el hogar de invierno del Je Khenpo y es el lugar de celebración de la coronación de los reyes de Bután. Entre febrero y marzo se celebra en uno de sus patios su famoso festival, uno de los primeros del año. Este edificio ya de por sí espectacular se viste durante la primavera de los tonos lilas de las flores de las jacarandas.

4. Tshechus (festivales)

La mayoría de los dzongs y goembas tienen festivales anuales que ofrecen danzas fascinantes. El mayor de estos festivales es el tsechu – con danzas en honor de Guru Rinpoche. Las danzas son realizadas tanto por monjes como por laicos vestidos con trajes coloridos, y los bailarines toman el aspecto de deidades iracundas y/o compasivas, héroes, demonios y animales. Durante los bailes, los atsara (payasos) imitan y se burlan de los bailarines y crean situaciones cómicas que hacen las delicias de los asistentes, ‘acosando’ incluso a la audiencia y ofreciéndoles una bendición con el falo de madera que llevan! El calendario de festivales de Bután varía cada año pero con un mínimo de planificación siempre es posible participar en alguno.

5. Tiro con arco

El deporte nacional de Bután, el tiro con arco, es estimulante y entretenido de ver, con competiciones celebradas en todo el país durante todo el año. Hay dos clases de competición: uno para los arcos bambú tradicionales y otra para los arcos de fibra de carbono que impulsan flechas a velocidades asombrosas. Las dianas parecen imposiblemente pequeños y la distancia inmensa y sin embargo el objetivo es alcanzado por las flechas con bastante regularidad. Los numerosos éxitos son celebrados con cantos y bailes rituales y gritos de alegría por el equipo ganador, mientras que grupos de mujeres tratan de despistar con bromas a los tiradores del equipo contrario. A parte de las competiciones oficiales es fácil encontrarse a grupos de hombre jugando todos los fines de semana tanto en Thimphu como en las otras poblaciones.

Para los que aún quieren más, aquí tenéis nuestra última recomendación:

6. Monasterios de Tango y Cheri

El relativamente amplio valle de la capital de Bután esconde muchos tesoros para aquellos visitantes que desean descubrirlos. Así, los monasterios de Tango y Cheri se encuentran entre los secretos mejor guardados del valle. Ambos están a escasos kilómetros al norte de Thimphu y son perfectos para una excursión de un día.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>